//El seguro agrario se hace cargo de los daños provocados por los incendios en el campo

El seguro agrario se hace cargo de los daños provocados por los incendios en el campo

2022-06-24T11:57:44+00:00 23-junio-2022|

Ante los numerosos incendios que se están produciendo en los campos de toda España, se esperan gran cantidad de daños en producciones aseguradas de cereal de invierno, almendros, viñedos, olivares o cabañas ganaderas.

Alrededor de 30 provincias han realizado partes de siniestro desde el pasado fin de semana, la zona más afectada ha sido Navarra, donde se han producido un montón de incendios afectando a zonas de cultivo, destacando el cereal de invierno y puntualmente parcelas de olivar y viñedo.

Todavía no están todos los partes de siniestro realizados porque la mayoría de agricultores y ganaderos han podido acceder a sus terrenos. Pero se estima que comarcas como Tierra Estella, La zona Media o La Ribera tienen más de 300 hectáreas afectadas.

En Lérida, las parcelas más perjudicadas son de cereales de secano que estaban en periodo de recolección. Se esperan daños en plantaciones de olivares y almendros, en Castilla y León se han producido daños en cabañas ganaderas.

Todos los protectores asegurados cuentan con la protección del seguro frente a los daños por incendio en cualquier seguro en vigor. Es una garantía básica tanto por daños a la producción como a la plantación.

La protección del seguro también cubre los posibles daños en la plantación que se hayan producido por cortafuegos preventivos y muestras que se hayan tenido que dejar para valorar siniestros previos. Además se cubren los daños en las cabañas ganaderas que se hayan podido sufrir.

Se han iniciado las primeras visitas a las zonas afectadas, para que la tasación de daños se realice una vez que se extingan todos los focos de los incendios y se pueda acceder a todas parcelas y terrenos sin problema.

La valoración de daños se prioriza en las plantaciones de cereales porque su recolección se encuentra muy próxima y se quiere facilitar a los agricultores que puedan cosechar las zonas no afectadas lo más pronto posible.